Conociendo la mejor forma de transportarme

El mercado está lleno de diferentes medios de transporte eléctricos. Hay scooters, bicicletas, patines y patinetes. Todos ellos son perfectos para trasladarse de un sitio a otro rápidamente. Del trabajo a casa, o de la universidad al gimnasio.

En el post de hoy te hablaremos de nuestros favoritos: Los patinetes eléctricos.

Estos patinetes son geniales porque puedes llevarlos contigo a cualquier parte. Son relativamente silenciosos y puedes cargarlos dondequiera que cargues tu teléfono móvil o laptop, además, para ser tan ligeros son extremadamente poderosos. La mejor parte es lo divertido que es andar sobre uno.

Utilizar un patinete eléctrico para llegar al trabajo hace del traslado una experiencia realmente disfrutable. Y a diferencia de una bicicleta, no tendrás problemas a la hora de llevarla contigo en el subterráneo.

Otra ventaja es que los patinetes eléctricos no sólo son útiles a la hora de conmutar, como son muy ligeros (y no requieren de combustible) puedes llevar el tuyo a donde quiera que vayas. Puedes utilizarlo para ir al parque, a la cafetería, al centro comercial, a la tienda de víveres… Sólo colócalo contra una pared mientras disfrutas de un momento relajante.

Ahora, sólo tienes que decidir si quieres un patinete eléctrico para conmutar, o simplemente para pasear.